Canal videos ecobachillerato:

El caso IKEA (Primera Parte)


Como su fundador, Ingvar Kamprad, el concepto IKEA nació en Småland, una pequeña localidad campesina de Suecia. En esta región de Suecia, la tierra es pobre. Sus gentes son conocidas por ser trabajadoras, vivir con pocos medios y usar su imaginación para sacar el máximo provecho a los recursos limitados de que disponen. Esta manera de hacer las cosas es la que IKEA aplica para mantener los precios reducidos. IKEA se fundó en 1943, por aquellos años Suecia se estaba convirtiendo en ejemplo de una sociedad con vocación social, donde se cuida tanto de los ricos como de los pobres. Éste es un tema que también coincide con la visión de IKEA. Con el fin de ofrecer a la mayoría de las personas un mejor día a día, IKEA pide la colaboración del cliente. El surtido de productos es apto para niños y cubre las necesidades de toda la familia, tanto de los jóvenes como de los mayores. En sus orígenes, IKEA vendía bolígrafos, billeteras, marcos, corremesas, relojes, joyería y medias de nylon, todo aquello que Ingvar pensaba que la gente pudiera necesitar y que ofrecía a buen precio. En 1947 se introducen muebles en el surtido de IKEA, en 1951 publica el primer catálogo de IKEA y se centra directamente en muebles a precios asequibles. Y así nació la IKEA que conocemos hoy día. En 1955 IKEA comienza a diseñar sus propios productos, al presionar la competencia en los proveedores de muebles para que boicotearan a IKEA, obligo a esta a diseñar sus propios muebles, en ese mismo año a uno de los primeros empleados de IKEA se le ocurrió la idea de desmontarle las patas a una mesa para que cupiera en un coche y evitar que se dañara en el transporte. A partir de aquí, comenzamos a pensar en términos de embalado plano. Lo que nos llevó a nuevas reducciones de precios para nuestros clientes. Ya que con este sistema de embalado se necesita menos espacio de almacenaje, se reducen los costes laborales y se evitan daños de transporte. En 1958 se inaugura la primera tienda IKEA en Älmhult (Suecia), y en 1963 se abre la primera tienda IKEA fuera de Suecia, en la vecina Noruega, en las afueras de su capital Oslo. En 1965 se abre el buque insignia de IKEA en Estocolmo, una tienda, de 45.800 m2, tiene un diseño circular inspirado en el Museo Guggenheim de Nueva York. El éxito generó enormes problemas de capacidad para atender a los clientes. Al abrir el almacén y permitir que los clientes se sirvieran ellos mismos, surgió una parte importante del concepto de IKEA. En 1969 se abre la primera tienda en otro país vecino, Dinamarca y a partir de 1973 se lanza a abrir primeras tiendas fuera de Escandinavia en los países más representativos de Europa, en 1975 abre la primera tienda IKEA en Australia y en 1985 abre la primera tienda IKEA en EE.UU., en 1998 IKEA abre su primera tienda en China. En 2000 abre la primera tienda IKEA en Rusia IKEA en la actualidad es la compañía líder en el mercado de la distribución de mobiliario y objetos de decoración para el hogar. Cuenta con 163 tiendas en 31 países, que emplean a más de 65.000 trabajadores en todo el mundo. En el ejercicio 2001, IKEA alcanzó una facturación de 1,73 billones de pesetas y recibió un total de 260 millones de visitantes. El Grupo IKEA es un grupo de empresas privado propiedad de una fundación con sede en los Países Bajos. Los Servicios de Dirección del Grupo IKEA se gestionan en IKEA International A/S, con sede en Humlebaek, Dinamarca. En sus tiendas se pueden encontrar productos como accesorios de cocina y comedor, alfombras, armarios, librerías y cajoneras, complementos y decoración para baños y cocinas, dormitorios, lámparas, mesas, muebles de verano, sillas y taburetes, sofás y sillones o textiles.

Más que una empresa, un estilo de vida Si hay algo que destaque especialmente en IKEA a lo largo de su exitosa trayectoria ha sido su capacidad de abordar los problemas con que se ha ido encontrando y convertirlos en ventajas competitivas, y esto lo ha logrado gracias a su cultura innovadora, identificando sus errores y aprendiendo de ellos. Como veremos IKEA ha ido integrando su gestión empresarial con su compromiso con la sociedad y el medio ambiente, valores que dominan en las clases medias de las sociedades desarrolladas, que a su vez son sus principales clientes. Esta compañía ha decidido apostar por el Desarrollo Sostenible, cuyo objetivo es combinar el desarrollo económico con la responsabilidad social y medioambiental, y en el que el papel de la industria va mas allá de los beneficios empresariales. Resumen de la idea de negocio Al igual que ha hecho Zara (Inditex) permitiendo el acceso de la mayoría al mundo de la moda, ofreciendo ropa de diseño a un precio asequible y manteniendo la calidad, Ikea ha popularizado el sector de muebles y objetos para el hogar con un buen diseño y funcionalidad, anteriormente solo asequibles para unos pocos, ofreciendo un amplio surtido de productos que satisface la demanda de infinidad de personas de todo el mundo. Personas con diferentes necesidades, gustos, sueños, aspiraciones… y medios. Pero conseguir ofrecer un amplio catálogo de muebles bonitos y duraderos a precios bajos no es tan fácil. Por ello Ikea ha buscado la colaboración directa con el cliente, para conocer que demanda, luego sus diseñadores dan forma a las ideas, y al colaborar con fabricantes expertos, sacan el máximo provecho a la materia prima, adapta los procesos de producción con el objetivo de ahorrar en costes, compra materias primas en grandes volúmenes, luego el cliente recoge el mismo los productos en la tienda, los transporta en paquetes planos y los monta el mismo en su casa, y sin mermar para nada la calidad del producto final ya que el ahorro de costes repercute directamente en el precio que paga el cliente. Como señala el Presidente del Grupo IKEA, Anders Dahlvig: “Tenemos un concepto de negocio que se basa en los precios bajos y en la gestión eficaz de los costes. Y tenemos valores que apoyan una forma de actuar humilde, humana, y con conciencia de costes. Todo esto, junto con una seria responsabilidad social y medioambiental, constituye un punto fuerte en nuestro trabajo.”

Adaptación al cambio, hacer de los problemas oportunidades La historia de IKEA esta llena de obstáculos que han puesto a prueba en más de una ocasión a esta compañía fundada en Suecia en 1943, así en 1955 la competencia le intenta realizar un boicot presionando a sus proveedores de muebles, a lo que IKEA respondió empezando a diseñar sus propios productos para evitar que le afectase esa presión. Destacar sobre todo cuando en 1981 en Dinamarca, para proteger el medio ambiente, estableció una nueva ley que regulaba las emisiones máximas permitidas por el particleboard, que era un componente de la base de muchos productos de IKEA, o a finales de los 80 cuando en Alemania se denuncio que el plástico PVC, con el que IKEA embalaba sus productos contaminaba el medio ambiente. IKEA logro convertir estos obstáculos en uno de los pilares de su éxito actual, logrando que con sus productos no sólo se respecte el medio ambiente, sino que además contribuye al mantenimiento de este, lo que refuerza la imagen de los productos. Diseño y Desarrollo de los productos El proceso de creación de los productos persigue tres objetivos: precio asequible, diseño y funcionalidad. A la hora de desarrollar un nuevo producto junto al boceto del mismo se añade un cálculo de sus costes con la idea de hacerlo a un precio bajo. En el proceso de creación participan los diseñadores, el grupo de desarrollo del producto y los responsables de Compras que se reúnen desde el principio para hablar sobre materiales, formas, colores y proveedores adecuados. Cada uno aporta sus conocimientos específicos. Los responsables de Compras, por ejemplo, tienen contactos con proveedores de todo el mundo a través de las oficinas de Compras de IKEA, con lo que es más fácil dar respuestas a preguntas como: ¿Quién puede hacer esto con la mejor calidad, al precio adecuado y en un plazo adecuado?.

El desarrollo de un producto nunca termina, siempre se está abierto a posteriores modificaciones, en sus formas, sus condiciones de embalaje, etc., como ejemplo, de esta forma de trabajar en colaboración con los proveedores, es el caso de la jarra BANG, la reducción del tamaño ha supuesto una fabricación más eficaz al sacar mayor provecho al espacio en el horno. Un procedimiento que reduce costes y ahorra tiempo. La jarra tiene unos colores más claros que antes, así se ahorra dinero y, cuando menor sea la pigmentación, mejor es para el medio ambiente. El surtido de IKEA tiene unos 12.000 productos. Cada tienda tiene una selección de estos 12.000 artículos dependiendo del tamaño de la tienda. Hay un surtido básico que es el mismo para todas las tiendas. IKEA refuerza su apuesta por la calidad ofreciendo una garantía de 10 años en la mayor parte de los artículos. Se busca además la adaptación ambiental de la gama de producto, el conocer que materiales y sustancias forman parte de sus productos y ver como pueden afectar a la salud y el medio ambiente. IKEA trabaja con la universidad en Göteberg, Suecia, para producir un inventario material de todos sus productos. La meta es, primero, identificar qué material se está utilizando hoy y, en segundo lugar, que materiales utilizar que cumplan las estrictas normativas ambientales.

Manuel Trincado.Winred Network

No hay comentarios: