Canal videos ecobachillerato:

El Rey Midas del fútbol



Nadie puede negar las cualidades futbolísticas de David Beckham: Volante con una técnica casi incomparable para pegarle al balón desde larga distancia, y administrador de pases-centros que son sinónimo de precisión... Nadie puede negar su condición de estrella en la selección inglesa, y tampoco que juega y que ha jugado en dos de los mejores clubes del mundo: Real Madrid y Manchester United... Pero mucho menos, nadie puede negar que es todo un fenómeno publicitario que mueve millones y millones de dólares.
Muchos afirman que David Beckham pasó de ser un modelo del deporte a un modelo de publicidad cuando conoció y se casó con la ex-Spice Girl Victoria Adams. Con ella ganaría el apelativo de “Spice Boy”, y también una nueva imagen, dejando de lado al chico que gustaba vestir de los clásicos jeans y camisetas para convertirse en un verdadero metrosexual que gusta hacer de su cabello diferentes ‘obras de arte'. Así claro, no podía pasar inadvertido.
¿Pero qué dicen los números? ¿Qué dicen sus cuentas? Veamos. Además de ganar 25 millones de dólares por las cuatro temporadas que fichó por el Real Madrid, sus ingresos en los dos últimos años por mantener contratos con Adidas, Pepsi, Vodafone, BP, Marks & Spencer, Rage software, TBC Cosmetics (Japón) y Meiji Seika (Japón) se calculan en otros 24 millones...
Solo como ejemplo, con la firma de ropa Marks&Spencer acordó un contrato por más de 4,5 millones de euros por ser el modelo de las nuevas tendencias de verano; y Pepsi le paga $4,7 al año, por ser el rostro principal de su publicidad....
Pero sus ingresos no acaban ahí, porque “Becks” percibió además $15,8 millones en su gira por Asia; $3,2 millones pagó el grupo editorial Harper Collins por los derechos de su primera biografía; $ 414 mil le canceló Sanitas para que realizara su examen médico en una de sus clínicas; y $1,6 millones es lo que recibe de las empresas que asocian su imagen con sus productos.
Pero obviamente toda su fortuna no solo se contabiliza en efectivo, sino en sus bienes inmuebles. Y más allá de sus mansiones (que parecen castillos) y sus parques de diversiones particulares para sus dos hijos, están sus coches de lujo, y Beckham sí que los tiene como para no repetir en 15 días.
Comenzando por los deportivos... Ferrari no podía faltar. Pero no se conforma con uno, sino con dos: el 360 Módena Spider y el 550 Maranello. Los modelos alemanes tampoco parecen disgustarle y por ello, posee un Porsche 911 Turbo y un Mercedes SL 500. Y para completar, están los deportivos ingleses como el Aston Martin DB7, el Jaguar XKR y el original TVR Cerbera.
Para la familia, puede optar entre sus Chrysler Grand Voyager, BMW 540i, BMW 750i, o el Bentley Arnage. Y cuando quiera animarse a dar un ‘paseíto', tendrá la duda entre BMW X5, Range Rover V8 o el imponente americano Lincoln Navigator. ¿Sorprende entonces que este galáctico encabece la lista de los futbolistas más adinerados del Reino Unido superando a sus compatriotas Michael Owen y Dennis Bergkamp? ¡Qué va!... David Beckham sí que no tiene pierde.

Vía: Diana Díaz;futbolmanía; blogalaxia,tags: ,