Canal videos ecobachillerato:

Los economistas, a examen


Hoy, en El País, Moisés Naím nos pone a los economistas a caldo, bajo mi humilde opinión con razón. Opina que "están convencidos de que sus métodos son superiores y más rigurosos que los de las demás ciencias sociales", a las que desprecian. Un profesor en la Universidad (pública, por cierto) nos lo dijo claramente a modo de chiste: "Nuestro trabajo consiste en predecir el futuro y consecuentemente aconsejar en la toma de decisiones, pero fundamentalmente en saber explicar a posteriori porqué nos hemos equivocado". En este post de Juan Freire se explica claramente el porqué de los errores frecuentes del modelo predictivo económico.
También estoy de acuerdo con Naím en que la esperanza de las ciencias económicas reside en la multidisplinariedad, en aquellos economistas que han decidido "perder su tiempo" explorando otras formas de entender la realidad para buscar herramientas y modelos alternativos para explicar una realidad compleja que trasciende la simpleza de los modelos econométricos más complejos:"Afortunadamente, algunos de los economistas actuales están empezando a cruzar las fronteras interdisciplinarias y están usando la psicología, la sociología y las ciencias políticas para nutrir sus análisis. Muchos de estos esfuerzos de importación de ideas de otras disciplinas a la economía probablemente no tendrán éxito. Y los economistas que se arriesguen a incursionar en este contrabando intelectual serán seguramente denunciados por los ortodoxos por estarse relacionando con colegas metodológicamente impuros.
Pero visto el funesto estado de la ciencia funesta, la búsqueda de ideas útiles en otras áreas de las ciencias sociales para fortalecer el conocimiento económico no conlleva muchos riesgos. O, como dirían los economistas: en vista del pobre rendimiento de los actuales esfuerzos, el costo de oportunidad de disminuirlos no es alto. Lo que en castellano quiere decir: la cosa está tan mal que hay poco que perder si se buscan ideas en otro lado"Afortunada o desafortunadamente (más bien lo primero), somos mayoría los economistas que no nos ganamos la vida "jugando a ser Ministro de Economía o Gobernador del Banco de España" (fundamentalmente porque hay muy poquitos puestos de trabajo) y hemos tenido que buscarnos la vida en el mundo de la empresa, lo que nos ha permitido tener una visión mucho más amplia y que va más allá de los modelos econométricos. Hemos tenido que aprender un poquito de todo, de otras disciplinas, mantenernos un poquito al día...porque si no, te pasa lo que a la Economía, que puedes verte protagonista de "El extraño caso del Sr. Gerente, ex-ingeniero", genial post de Julen de hoy.

Vía: Alfredo Bilbao .ecotecno