Canal videos ecobachillerato:

El imposible bajo coste a larga distancia

Air Madrid pasa por ser una compañía de bajo coste, pero cualquier comparación con esas aerolíneas es casi imposible. Ninguna de las compañías europeas que se gestionan según el modelo de negocio de no frills (sin adornos) realiza vuelos transatlánticos, que han sido los que más problemas han dado a Air Madrid.

Las tres mayores compañías de bajo coste de Europa, Ryanair, Easyjet y Air Berlin, cotizan en Bolsa, tienen sustanciosos beneficios y no operan vuelos más allá de las dos horas de duración.
Si bien es cierto que ninguna empresa está libre de tener averías o deficiencias, no hay precedente de suspensiones de los certificados de aeronavegabilidad (en siete ocasiones a Air Madrid) de los aviones en España, como tampoco de la retirada por tiempo indefinido de la licencia para operar.
El transporte aéreo pasa por ser el modo más seguro de desplazarse desde el punto de vista estadístico, porque los procedimientos están extraordinariamente reglamentados y se dedican ingentes recursos a la seguridad.
Las fuentes consultadas no temen que se produzca ahora desconfianza de los ciudadanos hacia la aviación. Al contrario, consideran que han funcionado los controles y se ha evitado un mayor deterioro de la imagen del sector español y, por extensión, del turismo.
Impecable
"La actuación de Fomento ha sido impecable", asegura el director de Easyjet para el sur de Europa, Arnaldo Muñoz. "No ha habido trato de favor" a Air Madrid, se le han dado "muchas oportunidades" y suspender la licencia ha sido "la mejor decisión". Otro directivo de una compañía de bajo coste que prefiere el anonimato asegura que el Gobierno ha actuado "bien, pero tarde". Álvaro Middelman, director de Air Berlin, valora que se "limpie el sector" porque no caben "especuladores".
Gustavo Barba, piloto miembro del Comité de Expertos en Seguridad de las Aeronaves que asesora a Fomento, destaca la labor del director de Aviación Civil, Manuel Bautista. "Ahora el ciudadano tiene motivos para tener más confianza en el órgano regulador. El viaje barato es un derecho social pero es la primera vez que se restringe la liberalización del sector en aras de la seguridad".
El presidente del sindicato de pilotos Sepla, Andoni Nieto, considera muy bueno que "estas cosas salgan". Pero matiza: "Hay más compañías que trabajan con métodos parecidos, pero esto es motivo de querella y nadie se atreve a señalar sin pruebas". Nieto cree que en Air Madrid se ocultaba información a los pilotos, que se encontraban con el libro de incidencias del avión impoluto y luego tenían que afrontar averías que parecían salidas de la nada. "Y al que rellena partes de incidencias, le despiden aduciendo cualquier motivo".
Las claves del negocio del bajo coste son fundamentalmente el uso de flotas muy homogéneas (con sólo uno o dos modelos de aviones para reducir los costes de mantenimiento y de formación de las tripulaciones) y una utilización exhaustiva de las aeronaves. "Nosotros hacemos siete operaciones diarias por avión frente a cinco de Iberia, pero ese uso intensivo del capital es imposible en el largo recorrido", explica Arnaldo Muñoz.
Ese rendimiento se logra con la reducción al mínimo del tiempo que el avión permanece en tierra entre un aterrizaje y el siguiente despegue: entre 30 y 45 minutos. Obviamente con vuelos de 12 horas el ahorro de tiempos es difícil y más, comenta Muñoz, cuando los precios que ofertaba Air Madrid no se alejaban demasiado de los de Iberia, en muchos casos. "En ese modelo, es imposible competir".


Vía: El País, Telecinco; blogalaxia,tags: consumo
asociado a ....mundo económico

No hay comentarios: