Canal videos ecobachillerato:

Zapatero prevé que la economía crezca en este año por encima del 3,5%


La economía española crecerá por encima del 3,5% en este año, según las nuevas previsiones del Gobierno. El propio José Luis Rodríguez Zapatero hizo ayer público el pronóstico con motivo de la presentación del Informe Económico del Presidente del Gobierno 2007 en la Bolsa de Madrid.
El nuevo cálculo supone una actualización de la cifra (3,4%) contenida en el cuadro macroeconómico de los Presupuestos Generales del Estado y del Plan de Estabilidad. Además, se coloca en línea con la expectativa del 3,6% divulgada la semana pasada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).Zapatero resaltó que el PIB empezó el año con el pie afianzado en el acelerador y creciendo “en torno al 4% en el primer trimestre”. Con todo, el presidente del Gobierno quiso centrar su atención en 2006, año que, a su juicio, se ha distinguido como “el mejor, desde el punto de vista económico de la democracia”.Por tanto, eran varios los logros macroeconómicos que el jefe del Ejecutivo quería glosar y, por ello, su Oficina Económica se encargó de que le acompañaran en la Bolsa las figuras más destacadas del panorama empresarial español, entre ellos, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín o el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri.“La economía española creció por encima de cada uno de los países que componen el G-7” y destacó como la octava potencia mundial, dijo Zapatero, no sólo sometido a las miradas de los empresarios sino también a las de David Taguas, el presidente de la Oficina Económica gubernamental, y de Pedro Solbes, el vicepresidente segundo, ambos sentados detrás de su jefe de filas. Aquel último mostró, durante el discurso, una cierta somnolencia pues no en vano el también ministro de Economía acababa de llegar de Washington, ciudad en la que participó en la Cumbre de Primavera del FMI.Para que el ejemplo de Solbes no cundiera, el jefe del Ejecutivo no dudó en dirigir su discurso hacia los aspectos menos halagüeños que presenta la economía española, pese a su fuerte crecimiento. No en vano Zapatero afirmó que la autocomplacencia “es un riesgo conservador que hace perder la perspectiva”. Con objeto de evitarlo, empezó a hablar de la productividad, una variable que, en 2006, presentó un errático crecimiento de sólo ocho décimas. El presidente reconoció que ese porcentaje “es muy moderado” aunque subrayó que “se percibe una tendencia más positiva”, sobre todo, a escala trimestral. Así, la productividad logró crecer un 1% entre los meses de octubre y diciembre.El segundo frente abierto para la economía española lo constituye el crecimiento del déficit corriente, el más alto, ponderado en proporción al PIB, de todas las economías desarrolladas. Zapatero no dudó a la hora de calificar esa situación de “riesgo”; no obstante, puso de manifiesto que ese saldo negativo no se debe a un retroceso del ahorro, cuyos niveles rondan el 22% del PIB. Muy al contrario, la causa estriba en “el notable esfuerzo inversor que está llevando la economía española, la cual, por otro lado, “no está encontrando dificultades para endeudarse en el exterior”.Zapatero también quitó hierro al problema de la inflación al destacar que el IPC sólo crecerá un 2,5% en términos interanuales en 2007, esto es, un punto por debajo de la tasa registrada en 2006 y estrechando así el diferencial con respecto a la zona euro.Renta per cápitaEl jefe del Ejecutivo también resaltó que otra brecha está igualmente estrechándose: España se halla en el 98% de la media de renta per cápita del conjunto de la Unión Europea y en el 93% de la propia de la zona euro.En otros aspectos, nuestro país no es cumpliendo con igual eficiencia sus compromisos con Europa. Así, el Informe presidencial reconoce que España muestra un cierto “rezagamiento” tanto en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) como en educación. Con respecto al primer problema, el líder socialista prometió una inversión en I+D+i equivalente al 2% en los dos próximos años, tal y como establece la Agenda de Lisboa formulada por la Comisión Europea.La mencionada Agenda también establece otro objetivo con el que se comprometió Zapatero: que el 85% de los jóvenes concluya el primer nivel de la educación secundaria postobligatoria. El presidente del Gobierno considera que la educación es la “clave última” para mantener el actual crecimiento actual, así como otras medidas de política social.En especial, se enorgulleció de la Ley de Igualdad, aprobada el pasado 24 de marzo, y que establece la obligación de establecer paridad de mujeres y de hombre en los consejos de administración empresariales. El incremento de la tasa de actividad femenina, junto con la inmigración, según el presidente, explican en gran parte el “salto” del que se ha beneficiado la economía española. Otro aspecto que Zapatero no quiso dejar de destacar fue el mantenimiento del superávit público en 2006, por encima de la cota del 1% del PIB. El presidente del Gobierno se comprometió con el mantenimiento de esa política aunque reconoció que la sostenibilidad del sistema de pensiones todavía plantea incertidumbres.Por ello, el Gobierno deja abierta la posibilidad de una nueva reforma del sistema de la Seguridad Social, más allá del alcance que establece la que todavía se está debatiendo en el Congreso de los Diputados.En suma, fueron varias las debilidades que reconoció el presidente del Gobierno aunque no las suficientes para el PP. Su secretario de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, consideró el discurso pronunciado en la Bolsa de Madrid “vacío” y sólo dirigido a las empresas y no a los ciudadanos. Estos últimos, según Arias Cañete, encuentran cada vez más difícil llegar a fin de mes”.
Vía; digital negocios, blogalaxia, tags:

No hay comentarios: