Luchar contra el alza del crudo a golpe de pedal


En USA se dispara la venta de bicis
Si la subida de la gasolina le duele en el bolsillo, tome nota de la solución de los estadounidenses a la escalada en los precios del carburante: cambiarse a la bicicleta.
En los últimos doce meses las ventas de 'bicis' en Estados Unidos se han disparado a niveles desconocidos en décadas. "No se habían vendido tal cantidad de bicicletas en todo el país" desde la crisis del petróleo de 1973, explicaba a la agencia Reuters Tim Blumenthal, director de la asociación Bikes Belong, formada por minoristas del sector. En total, 19 millones de unidades en el último año.
Los españoles no se animan
En España, sin embargo, parece que todavía no ha cuajado la idea. Pese a las protestas generalizadas en las gasolineras cada vez que llenar el depósito cuesta un poco más, la venta de bicicletas se mantiene sin cambios, y eso que los precios incluso han bajado.
"Nunca ha habido un aumento de ventas en ese aspecto, relacionado con la subida en los precios del petróleo", afirma Fernando Plaza, encargado de ventas de Otero, una de las tiendas de bicicletas de referencia en Madrid. Además, reconoce, "en España, sobre todo en las grandes capitales, como en Madrid, no solemos utilizar este medio de transporte para dirigirnos a nuestros trabajos", como sucede en otros países.
En el caso estadounidense, los que han optado por este tipo de transporte son esencialmente personas que viven en la periferia de las ciudades. Además de ahorrar dinero, ganan en salud y en tiempo, al evitar los típicos atascos de entrada en las grandes urbes.
Ahorro de dinero y tiempo
Por ejemplo, en Madrid, un coche tarda en recorrer un kilómetro una media de 11 minutos y 39 segundos; un ritmo similar al de un peatón, según un estudio publicado por la revista 'Consumer Eroski' tras analizar la situación en 18 capitales.
Pero el amor por los pedales no es la única diferencia entre estadounidenses y españoles. Mientras al otro lado del Atlántico las compras de todoterrenos se han desplomado en los últimos meses, en España se mantiene un ritmo creciente de ventas. Los últimos datos suministrados por fabricantes y concesionarios reflejaron en septiembre un fuerte crecimiento del 22,3%, hasta las 8.770 unidades.

Fuente: Especiales economía elmundo.es