¿Ha influido la vacunación por coronavirus en la recuperación económica?



Cualquier programa de vacunas no debe concebirse como un gasto sino como una inversión. Mejoran la salud pública, la esperanza de vida y el desempeño laboral. Las vacunas también pueden reducir el gasto de las instituciones públicas en el tratamiento y control de enfermedades. Sin vacunas, las nuevas enfermedades se volverán comunes porque la inmunidad puede tardar más en desarrollarse.


La vacunación está siendo dispar en el mundo, lo que permitirá que los objetivos de la ansiada inmunidad difieran en el tiempo según cada país. Entre los países, Israel está liderando la vacunación con el 57,7% de la población totalmente vacunada y le siguen Chile (29,2%), Baréin (28,9%), Estados Unidos (25,8%), Serba (18,2%) y el Reino Unido (15,4%).

Por su parte, España no va mal si lo comparamos con el ritmo de vacunación de nuestros vecinos europeos, aunque queda lejos de estar liderando la vacunación mundial: Italia (7,7%), España (7,4%), Francia (6,9%), Alemania (6,7%).



Al mismo tiempo, la confianza del consumidor subió a un máximo pandémico en marzo, mientras que las ventas minoristas aumentaron mes a mes en febrero, impulsadas por las compras realizadas en previsión de la reapertura de las escuelas.


Vacunar parece ser la medida más efectiva para combatir el coronavirus y ofrecer el verdadero balón de oxígeno a unas economías a las que la crisis les ha afectado duramente con caídas de PIB de récord. Con esta medida, se reducen notablemente las tasas de contagio y, especialmente, las de mortalidad, lo que permite dejar de saturar los centros hospitalarios y retomar la actividad económica.


>Como ya disponemos de países con notables ritmos de vacunación en algunos países podemos indagar si sus respectivas economías las han percibido como un catalizador para presenciar un verdadero resurgir. Observaremos conjuntamente qué sucede en Israel, Estados Unidos, Chile y Reino Unido.

En primer lugar, analizaremos el caso de Israel debido a que lidera los niveles de vacunación. Si bien la vacunación se inició en diciembre, se incrementaron rápidamente. Hasta el 20 de abril, Israel ha administrado al menos una dosis de la vacuna COVID-19 al 61,9% de su población, con un 57,7% completamente vacunado.


El impacto económico se observó relativamente pronto. A medida que las tasas de infección se moderaron, las restricciones disminuyeron y el tercer bloqueo que sufrió el país se revirtió.

La movilidad ha aumentado sustancialmente. A fines de marzo de 2021, la movilidad minorista y recreativa (restaurantes, cafés, centros comerciales, cines, etc.) se redujo solo en un 6% con respecto a los niveles de enero de 2020, mientras que la movilidad de supermercados y farmacias es en realidad más alta que los niveles de principios de 2020. Y, como era de esperar, la actividad económica se aceleró en marzo. Todo ello se traduce en una mayor confianza por parte de los consumidores que aumentó a 7,30 puntos en marzo desde -2,70 puntos en febrero de 2021.

En comparación, en abril de 2020, el valor de las transacciones fue de más del 40% por debajo de su nivel en enero del 2020. El repunte del gasto ha sido más fuerte en algunas de las áreas más afectadas por la pandemia, especialmente en el ocio y el turismo.

En Estados Unidos también vemos esa mejoría. El informe del empleo de marzo registró un aumento mucho mejor de lo esperado en las nóminas no agrícolas de 916.000. El indicador adelantado PMI de servicios de IHS Markit se revisó al alza a 60,4 en marzo de 2021, desde una estimación preliminar de 60 y por encima de la lectura del mes anterior de 59.8, lo que indica el crecimiento de producción más rápido desde julio de 2014. La creación de negocios se expandieron más en seis años, lo que refleja el fortalecimiento demanda de los clientes en medio de la flexibilización de las restricciones de contención de virus en algunos estados.

El caso del Reino Unido es un poco más complicado y aún no ha mostrado tanta mejora porque ha permanecido en un nivel relativamente estricto de bloqueo relacionado con la pandemia. El 4 de enero anunció su tercer confinamiento. La desescalada se inició hace tan solo un mes, el 8 de marzo con la apertura de colegio pero no terminará hasta el mes de junio.

Puede tener una de las campañas de vacunación más exitosas del mundo pero los notables datos económicos tardarán en llegar, ya que en el mes de diciembre se alcanzó un nivel de desempleo del 5,1%. Puede parecer bajo desde la óptica española pero, desde la perspectiva inglesa, suponía la más alta desde agosto de 2016.


De hecho, el primer trimestre de 2021 debería presentar una contracción del PIB en su tasa trimestral pero no tan grave como la esperada inicialmente a la luz del crecimiento mensual positivo del PIB en febrero que avanzó un 0,4% mes a mes, la primera vez que la actividad aumentó durante el bloqueo, impulsada por un repunte en la fabricación, la construcción y el comercio mayorista y minorista.

Fuente : Marc Fortuño. El blog Salmón

TE RECOMENDAMOS:

- Noticias de economía y empresa en video 

- Aprende economía internacional desde cero y completo



No hay comentarios:

ENCUENTRA UN TRABAJO: