Canal videos ecobachillerato:

Latas con mucho viaje

La Coca-Cola llega ya desde otros países Se importan camiones llenos a precios más baratos

Si pide una Coca-Cola en un bar o un restaurante, mire la etiqueta, puede llevarse una sorpresa. En los últimos meses, no resulta extraño encontrar en España latas de este refresco procedentes de otros países, como Alemania o la República Checa, con la etiqueta en un idioma incomprensible para la mayoría de los consumidores.
Las latas han hecho un largo viaje desde las plantas embotelladoras de Coca-Cola en otros países. En ese peregrinaje, los refrescos pasan por intermediarios internacionales y recalan, finalmente, en el mercado donde son comercializados por un distribuidor local. Este es, en síntesis, el camino de la importación paralela, fenómeno que afecta cada vez más a los productos de marcas conocidas mundialmente.
El responsable de márketing de una gran distribuidora de bebidas afirma que en los últimos meses han comprado más cargamentos. ¿La razón? Se consigue un precio más bajo que el obtenido en España. "Es una práctica absolutamente legal en la que un concesionario de Coca-Cola pone a la venta en el mercado mundial partidas excedentarias a un precio rebajado", asegura.


Vendidas en los bares
Las partidas llegan a España en camiones repletos de miles de latas que luego son distribuidas en establecimientos hosteleros. "El mercado --dice el directivo de la distribuidora-- es sensible al precio y hay que buscar la mejor oferta en el mercado".
Con la ley en la mano, estas latas no cumplen con el requisito de estar etiquetadas en castellano. La ausencia de etiquetas o de instrucciones comprensibles ha motivado, en otras ocasiones, la retirada de algunos productos, en especial electrónicos.
Coca-Cola España asiste con resignación al fenómeno, a pesar de la pérdida de mercado que causa a las siete empresas embotelladoras del país, entre ellas Cobega, propiedad de la familia Daurella, concesionaria desde 1951 del refresco para el territorio de Andorra, Cataluña, Aragón, Baleares y Canarias. En las 14 plantas españolas que envasan la bebida refrescante trabajan unos 6.500 empleados. Sin embargo, pese a la importancia que adquiere el fenómeno, un portavoz de la multinacional consultado eludió pronunciarse sobre esta tipología de importaciones.


´Dumping´
Fuentes del sector explican que el auge del mercado paralelo es consecuencia de la mundialización económica. Unas empresas se aprovechan de la inversión de otras en publicidad y en mejorar la imagen de marca. "Se trata de una especie de dumping mercantil que aprovecha una zona de sombra de la regulación comercial", añaden las mismas fuentes. Otros medios recuerdan que las tasas de reciclaje que la administración alemana ha impuesto al envase metálico puede tener relación con la salida del producto hacia otros mercados alternativos.
La marca fundada en 1887 en Estados Unidos y que conoce el 94% de la población mundial se puede ver en un aprieto si los clientes llaman al teléfono de atención al consumidor y preguntan por las latas extranjeras. Aunque la firma de Atlanta es una de las multinacionales más arraigadas y con más presencia en el mundo, el control de la producción lo realizan los concesionarios de cada país.
El Reino Unido es el país con más latas importadas, incluso de Georgia. Se estiman que son el 20% del mercado. La situación llevó a Coca-Cola a denunciar a un importador, aunque la sentencia dio el visto bueno al tráfico comercial.
El mercado paralelo de la marca de cola es, además de una oportunidad para coleccionistas de latas exóticas, un tema de debate de los foros de internet. En uno de ellos se explica por qué proliferan estas importaciones. Un paquete de 24 latas para mayoristas cuesta en el Reino Unido 6,5 euros, mientras que en Alemania el precio es de 5 euros. A pesar del medio euro que se encarece con el transporte, el viaje sale a cuenta, sobre todo si son grandes cantidades.

Antoni Fuentes. Reportajes El Periódico

10 comentarios:

lorena lázaro dijo...

Hay marcas de artículos que sacan dentro de su misma gama otras mas económicas para evitar la competencia de precios. El mercado paralelo existe en casi toda clase de productos, sobre todo en los que se refiere al vestido, complementos,etc.este fenómeno se da principalmente por el precio mas bajo, ya que al utilizar mano de obra mas barato de otros países cuyo nivel económico es mucho mas bajo que el nuestro, el precio del producto se abarata por lo que en consumidor puede comprar productos de marcas caras cuyo precio en su país de origen es mucho mas caro.

Economia dijo...

La noticia me parece interesante debido a que nos incunve a todos los consumidores de Coca- cola e interesante por la manera del mercado y distintos precios en otros paises.

Mi opinion es que a pocos consumidores de Coca- cola les importa que no esten etiquetadas correctamente les importa el precio debido a que la calidad del productor es igual.

Sin embargo a un gran numero de personas les importa donde se envasen debido a que da trabajo aun grupo de españoles.

Economia dijo...

La noticia me parece interesante debido a que nos incunve a todos los consumidores de Coca- cola e interesante por la manera del mercado y distintos precios en otros paises.

Mi opinion es que a pocos consumidores de Coca- cola les importa que no esten etiquetadas correctamente les importa el precio debido a que la calidad del productor es igual.

Sin embargo a un gran numero de personas les importa donde se envasen debido a que da trabajo aun grupo de españoles.

Hector Modrego

Carlos dijo...

A mi si me importa donde esta fabricado el producto. Primero porque si se fabrica en España tenemos más trabajo, segundo porque si se fabrica en España se recaudan más impuestos, tercero porque la Coca-Cola fabricada en España es la de mejor calidad del mundo (reconocido recientemente por Coca-Cola a nivel mundial), y por ultimo el tema de medio ambiente, algo influirá contra menos haya que transportar el producto menos contaminación. Y para los listos de los bares que importan el producto más barato según cita el articulo que bajen el precio cuando lo pedimos los consumidores.

Maria Jose dijo...

A mi si me importa donde esta fabricado el producto, todo esto de la economia global esta muy bien pero cuando vienen mal dadas cada cual intenta ayudar a los suyos lo que me parece totalmente normal. Asi que yo compraré las Coca-Colas fijandome en el etiquetado y como soy bastante pianta cuando vea una que no es de aqui diré que me traigan una con el toro de Osborne. Faltaría más

Jose Manuel dijo...

Soy Jose Manuel, empleado de un embotellador de Coca-Cola, y debo decir que a mí el anuncio me parece muy bien. Ya era hora que la gente supiera que detrás de Coca-Cola estamos los trabajadores de los embotelladores españoles y que esto de las importaciones amenaza nuestro puesto de trabajo. Ya está bien que aprovechados saquen ventajas y perjudiquen nuestro futuro. Nosotros trabajamos para que Coca-Cola tenga buena reputación y vienen ellos a llevárselo crudo.
Con referencia a la calidad quiero aclarar una cosa. Las Coca-Colas que vienen de fuera no se sabe qué proceso de transporte, almacenamiento y distribución han seguido para llegar desde Polonia, Ucrania o Egipto hasta un bar en España. Así se explica porque tienen menos gas, o un sabor diferente. Llevan mucho tiempo dando tumbos por ahí y al final se colocan en cualquier lado, cuando está pasada la fecha de consumo preferente. Por último ya está bien que aprovechados saquen ventajas y perjudiquen la economía española. Porque por cada lata de bebida que se compra de fuera, es dinero que deja de ser invertido en nuestro país y repercute directamente en nuestra economía. Generando menos inversión y aumentando el desempleo.

Maria Jose dijo...

Vistos los argumentos que he encontrado en estos comentarios parece claro que interesa desde cualquier punto de vista reclamar en caso de que nos pongan una Coca-Cola fabricada fuera de España, que sea española, al menos esa es mi impresión, nos beneficia a todos y sobre todo a los que estan trabajando en las fabricas de Coca-Cola en España.

Carolina dijo...

Por supuesto siempre que sea posible tenemos que proteger el empleo en nuestro pais, asi que pidamos Coca-Colas fabricadas en España, además la calidad de las mismas es muy alta, y nos cuestan lo mismo que si las han comprado en Pernambuco más baratas.

alberto dijo...

Pues claro que nos debe importar donde estan fabricadas las Coca-Colas que consumimos, ya que los puestos de trabajo estan en riesgo, sino leer la noticia de que la fabrica de Coca-Cola en Las Palmas va a ser cerrada. Algunos trabajadores seran trasladados a Tenerife pero otros perderan el empleo.
¿nos debe importar o no?
Para mi esta clarisimo.

Jose Manuel dijo...

Alberto tiene toda la razón del mundo claro que nos tiene que importar. Con la Coca-Cola o con cualquier otro producto que podamos que sea fabricada en España.