Canal videos ecobachillerato:

Nerviosismo en bolsas latinoamericanas por datos de economía de EEUU


Los datos negativos del mercado inmobiliario de EEUU volvieron a poner nerviosas esta semana a las bolsas latinoamericanas, temerosas del impacto que causaría en los países emergentes una frenada brusca de la mayor economía mundial.Las plazas de la región, que hasta hace poco se preocupaban con la tendencia de alza de los tipos de interés de Estados Unidos para frenar las presiones inflacionarias en una economía boyante, dieron un giro de 180 grados y pasaron a preocuparse con la posibilidad de una desaceleración de la actividad.La luz amarilla se encendió el miércoles con la divulgación del dato sobre ventas de casas usadas en Estados Unidos en julio, que mostró una caída del 4,1 por ciento en comparación con junio, un resultado peor que las proyecciones más pesimistas.Esos números dejaron cautelosos a los inversores, que los interpretaron como una señal de que la burbuja inmobiliaria en EEUU puede romperse en cualquier momento, algo que desde hace meses han advertido los especialistas, y que podría frenar en seco a la economía."Dos semanas atrás las bolsas estaban volátiles porque había una expectativa de continuidad del apretón de la política monetaria de Estados Unidos. Eso era consecuencia del fuerte crecimiento. Ahora las cosas fueron totalmente invertidas", señaló un informe del analista Pedro Paulo da Silveira, de Grau Gestión de Activos.Un estancamiento de la economía estadounidense sería perjudicial para los mercados emergentes, como los latinoamericanos, porque afectaría las compras de materias primas, de las cuales son grandes productores, y reduciría los flujos de capital hacia las plazas periféricas.Esa preocupación llevó a caídas generalizadas en la sesión del miércoles en las plazas latinoamericanas, encabezadas por las de Sao Paulo y Buenos Aires que cayeron el 3,18 y el 1,24 por ciento, respectivamente.La sacudida del miércoles comprometió el rendimiento semanal de las bolsas pese al intento de recuperación de las dos sesiones siguientes.El Ibovespa de Sao Paulo perdió el 4,25 por ciento en la semana y redujo al 7,48 por ciento la ganancia acumulada en el año.El IPC de México cedió el 0,25 por ciento en las cinco sesiones pero mantiene una sólida subida del 17,93 por ciento en el año.En la bolsa de Buenos Aires, el índice Merval salvó la semana con una subida del 1,26 por ciento gracias al repunte del 1,17 por ciento registrada hoy por las compras de oportunidad de activos que estaban con precios atractivos.En el año, el indicador de referencia de Buenos Aires ha subido el 8,65 por ciento.Según los analistas, los repuntes de las bolsas en las dos últimas sesiones no indican un cambio de tendencia pues el comportamiento de los mercados latinoamericanos depende de las señales que emita la economía estadounidense."Hay una percepción generalizada de que los inversores extranjeros están saliendo de las bolsas de países emergentes y a eso se suma el sentimiento de que el futuro, de repente, quedó más sombrío. Vemos eso en la prensa especializada y en informes de instituciones financieras", apuntó el analista de Grau.En la bolsa de Sao Paulo, la atención de los inversores la próxima semana se dividirá entre el escenario externo y la decisión que tome el Banco Central sobre la tasa básica de interés, que actualmente es del 14,75 por ciento anual.La expectativa de especialistas como Maristella Ansanelli, del Banco Fibra, son de que el Banco Central mantenga una postura conservadora y reduzca los intereses básicos en apenas un cuarto de punto, al 14,5 por ciento anual.
Vía: Unión Radio; blogalaxia,tags: technorati,tag: economia
Blog asociado a mundo económico

Los productos más buscados en internet

Shoomo.com ha realizado un estudio sobre los productos más buscados en internet.


El Ipod Nano es el producto más buscado en Internet en los últimos 6 meses, seguido de cerca por el teléfono Nokia 6600 y el videojuego Los Sims. Por categorías, las nuevas tecnologías y los viajes son los productos más demandados en la Red.

Ver estudio de lo más buscado

La economía tambien se quema



Las decenas de miles de hectáreas de monte calcinadas en los últimos 10 días son la señal más visible de la oleada de incendios que está viviendo Galicia, pero el impacto económico de la catástrofe también ha empezado a dejarse sentir cuando las llamas todavía no han terminado de extinguirse. Nadie se atreve todavía a dar cifras de las pérdidas que han podido sufrir los sectores afectados, aunque todos coinciden en que la factura final ascenderá a cientos de millones de euros y será difícil afrontar los gastos ocasionados por el fuego si no existen ayudas.
Entre los colectivos afectados se encuentran propietarios de montes, agricultores, ganaderos, hosteleros y empresas de distintos sectores.

Aunque muchos montes han perdido parte de su valor económico por su abandono, la riqueza forestal sigue siendo un activo importante en la Galicia actual. La Asociación Forestal de Galicia (Asforgal), que agrupa a 1.800 propietarios de montes de la comunidad autónoma, estima que sus asociados han sufrido la pérdida de unas 10.000 hectáreas arboladas de un total de 80.000 que poseen. Su presidente, Francisco Fernández de Ana, asegura que las zonas más afectadas son el sur de la provincia de Pontevedra y la comarca de Padrón. Si tenemos en cuenta que el rendimiento anual de una hectárea de eucalipto es de unos 350 euros anuales y la de pino asciende a 375 euros, el saldo final es que el fuego ocasionará pérdidas anuales cercanas a los cuatro millones de euros durante el tiempo en que tarden en recuperarse los árboles perdidos.
"Muchas de las plantaciones afectadas son de árboles jóvenes en las que se habían hecho inversiones importantes y que ahora van a dejar a los propietarios descapitalizados", explica Fernández de Ana, quien reclama que haya ayudas públicas para los propietarios de los montes afectados por el fuego. "Tras el incendio de Guadalajara hubo ayudas pero en la mayor parte de los casos se destinaron a los ayuntamientos, que no plantan árboles ni cuidan los montes", apunta.
El presidente de Asforgal no cree que exista una motivación económica detrás de los que incendian los montes y desmiente el mito de que la madera quemada sea un buen negocio para los propietarios de los árboles: "El beneficio que se obtiene de la madera afectada por el fuego es mucho menor, entre otros factores porque el peso del producto quemado es inferior. Además, nadie quiere trabajar en un monte quemado porque es muy molesto y estropea la maquinaria".
Aunque los propietarios de montes son los principales afectados, hay otros sectores que también han sufrido pérdidas inmediatas. Es el caso de Audasa, la concesionaria de la autopista AP-9 que comunica la fachada atlántica gallega, que se vio obligada a dejar de cobrar el peaje entre Santiago y Vigo la pasada semana debido a los continuos cortes de tráfico por la proximidad de las llamas. El descenso de ingresos durante los días en que no se cobró a los automovilistas asciende a unos 2 millones de euros. Una cantidad similar ha perdido la empresa de curtidos Picusa, ubicada en Padrón, que sufrió el impacto de las llamas de un incendio forestal en tres de sus naves.

Reservas canceladas
Los turistas que hasta la semana pasada llenaban los establecimientos hoteleros comenzaron a realizar cancelaciones al ver el panorama de humo y fuego que les esperaba. Los más afectados son los hoteles rurales y los cámpings e incluso varios de ellos tuvieron que ser desalojados por la cercanía de las llamas. El presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia (Cehosga), Juan Silva, indicó ayer que el número de cancelaciones asciende a cerca de 500, la mayor parte de ellas en Pontevedra y A Coruña, las más afectadas por el fuego. Los empresarios del sector ya se han reunido con la Xunta para reclamar medidas para reparar la dañada imagen turística de Galicia. Los hoteles rurales han visto arruinada la temporada en la que obtenían mayores rendimientos. Sin embargo, otras comarcas que no han sido alcanzadas por el fuego, como la Mariña lucense, han registrado en estos días un aumento de la demanda hotelera.
En el sector agrícola y ganadero, la oleada de incendios se ha sumado a la sequía que ya estaba afectando a muchos cultivos. La secretaria general del Sindicato Labrego Galego (SLG), Lidia Senra, señala que aún se están evaluando los daños pero ya hay constancia de pérdidas en viñedos, prados, silos e invernaderos, así como en cultivos de gran tradición en Galicia como el maíz y la patata. La sequía y los incendios se han cebado especialmente con pastos y forrajes y obligarán a muchos ganaderos a adquirir en otros lugares el alimento de sus animales.

VER VIDEO



Vía: El País; Telecinco , blogalaxia,tags: incendios
más en mundo económico

Una Europa más morosa

En el Reino Unido, por ejemplo, 26.000 ciudadanos en Inglaterra y Gales han declarado que están en bancarrota durante el segundo trimestre del año, un 66% más que en el mismo periodo del año anterior.Analicemos las causas. La compra o el alquiler de un piso está por las nubes, pero como apunta un experto financiero, la gente gasta sin parar: "La preocupación que tenemos es que la gente está rehipotecando las viviendas en propiedad. Ahora, pueden, porque el valor de los inmuebles sube, pero cuando el precio se estabilice, no podrán conseguir nuevas hipotecas".100.000 ciudadanos podrían declararse en quiebra este año. La situación ha llevado a la práctica totalidad de los bancos a incrementar sus provisiones para cubrir la morosidad y las deudas incobrables.Desde la oficina de atención al ciudadano explican como declararse el proceso para declararse en quiebra y renegociar las deudas con los acreedores: "Puede costar unas 500 libras ir a la bancarrota, a mucha gente no le queda otra opción, y, obviamente, las consecuencias de una quiebra son considerables, por ejemplo, afecta a tu disponibilidad de crédito y puede perjudicar que puedas abrir una cuenta en un banco en el futuro".En Alemania 8.000 ciudadanos se han declarado en bancarrota, solo en mayo y junio, un 54% más que el año anterior. Las razones: haberse quedado sin trabajo y menospreciar el impacto del dinero que todavía deben.

VER VIDEO:





Vía: euronews; blogalaxia,tags: morosidad
tehnorati,tag: europa
más en...mundo económico

Hamburguesas y trabajo: el índice Big Mac revisado


Hace ya un buen montón de años (casi 20) que la gente de The Economist ideó el índice Big Mac, tomando el precio de la célebre hamburguesa estrella de McDonalds como elemento básico de comparación entre precios en los distintos países y por lo tanto sirviendo como medio para aproximar un tipo de cambio real entre dos monedas, de acuerdo con la teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo. Según esta teoría, una unidad de una moneda debería tener la misma capacidad de compra en el país de origen que, una vez transformada en moneda local, en el país de destino. Así, se vincula el tipo de cambio con el diferencial de precios. La referencia a la Big Mac (un producto altamente estandarizado en todo el mundo, y además muy identificable para el gran público) sirvió para acercar un poco de macroeconomía a los menos entendidos.
El banco suizo UBS le ha dado una vuelta de tuerca al índice, relacionándolo con los niveles salariales, y vinculando la Big Mac con el tiempo que es necesario trabajar en cada país para obtener el dinero necesario para comprar la hamburguesa. Es decir, precios, niveles salariales y tipos de cambio todos en el mismo saco. Por supuesto, no deja de ser una aproximación (y una estupenda herramienta de marketing, ya que usar el Big Mac asegura que van a hablar de ti en muchos medios de gran tirada, mucho más que si te limitas a académicos términos macroeconómicos).
Vía:El País, El blogsalmon.com; blogalaxia,tags: precios technorati,tag: consumo

Cuba: ¿y la economía qué?


La columnista del BBCMundo, Mariana Martínez, analiza sobre el abanico de incertidumbre del futuro modelo económico que imperará en la isla, luego de la era Castrista (Tomado de BBCMundo.com) .

¿Es éste el primer paso hacia la transición? ¿Colapsará el régimen cubano sin Castro? ¿Cómo serían las relaciones entre Estados Unidos y un eventual nuevo gobierno en Cuba? ¿Habrá cambios importantes o seguirá todo igual? Y si efectivamente estuviéramos viviendo el momento de la transición, ¿continuará un eventual nuevo gobierno el actual modelo económico de principios socialistas y economía controlada por el estado? O por el contrario, ¿optará por una transición hacia una economía de mercado, tomando como herramienta de base el "modelo chino"?
Hasta el momento, lo que parece claro es que cualquiera que sea el gobierno post-Castro, los retos que deberá enfrentar en materia económica son grandes, sin importar si se opta por la continuidad o un nuevo modelo económico. Si bien la economía cubana se expandió 11,8% en 2005, la cifra más alta desde que la revolución socialista triunfó en la isla caribeña hace casi 50 años, según datos del gobierno cubano, esta reciente "bonanza" económica tiene su base en una economía "artificial", incapaz de generar encadenamientos productivos y, por ende, crecimiento económico sostenible a largo plazo. La fuerte dependencia del comercio con el bloque soviético y los subsidios recibidos por más de cuatro décadas han sido los responsables de esa "estabilidad".
La economía subsiste más que nada gracias a los ingresos que generan el turismo, las remesas de cubanos exiliados, las inversiones chinas en el níquel, el subsidio de petróleo venezolano y los servicios de los más de 20.000 médicos cubanos contratados por Venezuela.
Sin una economía "propia", es decir, sin encadenamientos productivos y dependiente de subsidios, la transición hacia una economía de mercado -basada en la apertura y la liberalización de los mercados- como la que experimentó China desde mediados de los setenta y con mayor profundidad en los últimos 12 años, sería lenta y difícil.
Sin embargo, la proximidad a EE.UU. sumada al poder político y económico de la comunidad cubana en el exilio, podrían apoyar cambios dramáticos en la isla y poner en marcha esa transición hacia una economía de mercado.
Pero, para seguir los pasos de China, el gobierno cubano debería estar dispuesto, entre otras cosas, a abrir sus mercados, aceptar la inversión extranjera, permitir la contratación directa de trabajadores, aprobar el ingreso de la empresa privada en el mercado de consumo interno y eliminar el monopolio estatal, así como también la injerencia de las fuerzas armadas en la economía.
Y un régimen liderado por Raúl Castro no parece ser el gobierno que hará tales cambios. Al menos así los sugiere el hecho de que hasta el momento, Raúl Castro se ha negado a cualquier política de apertura y se ha mostrado fiel a los lineamientos de política económica de su hermano mayor.

Cuba no es China
A diferencia de China, la presión demográfica en Cuba no es un factor que acelere la apertura al mercado.
Si bien la China de Mao también estaba atrasada, los cambios hacia una economía de mercado fueron forzados por una fuerte presión demográfica, la necesidad de crear empleos -una enorme masa laboral que había que colocar para evitar enfrentamientos sociales- y acelerar las exportaciones.
Una presión que, pese a lo precario de la economía, todavía no se hace sentir con tanta fuerza en Cuba.
Es por eso que se puede prever que un eventual gobierno de Raúl Castro optaría por un modelo de continuidad en el corto plazo, más que nada, si cuenta con el apoyo de Venezuela y China.
Seguido por una futura transición hacia un modelo mixto, es decir, basado en un crecimiento gradual del sector privado doméstico -dueño de pequeñas y medianas empresas- y las grandes empresas en manos estatales o mixtas con capital extranjero y nacional público.
Una estrategia alentada por la necesidad de generar profundos cambios al interior de la economía cubana, fundamentalmente en el área de la infraestructura y el área productiva del país.
Sin embargo, no cabe duda de que sin los hermanos Castro, la historia será otra.
Y, en ese momento, un paso hacia una economía de mercado podría ser más que probable.

Blogalaxia,tags: technorati,tag: cuba
más información en...mundo económicio y empresarial

Se impone el robo de empleados


Recurrir a la competencia para reclutar a los mejores profesionales no es una práctica nueva. Ahora parece que se impone la búsqueda a pie de calle y a golpe de talonario.

"Que un conductor especializado en maquinaria de obra pública sin formación exija un salario mensual de hasta 8.000 euros por un puesto similar en una compañía de la competencia ya no extraña a nadie", asegura Margarita García, consejera delegada de Abacco Siglo XXI. García considera que la falta de profesionales especializados en el sector es tan grave que las empresas están dispuestas a casi todo con tal de fichar al mejor empleado. Para empezar, lo primero que hacen es recurrir a la búsqueda directa en compañías competidoras.

Se trata de una práctica legal, que no llamaría la atención si no fuese porque la escasez de talento para cubrir determinadas posiciones está llevando a las empresas a desarrollar prácticas de selección de dudosa ética profesional. Pagar salarios muy por encima de la media del mercado, promocionar perfiles que aún no cuentan con la experiencia necesaria y atacar con jugosas ofertas a los empleados en su propio puesto de trabajo se está convirtiendo en hábito en esta peculiar guerra por el talento.

Preocupación
Según los expertos en selección consultados, este problema no sólo afecta al sector inmobiliario. En la banca, tanto comercial como privada, y en el negocio de la distribución, la situación comienza también a ser preocupante para los reclutadores. García apunta que estas prácticas son insostenibles a medio plazo para las plantillas de las empresas, ya que los perfiles cualificados están cobrando mucho menos, aunque tengan equipos a su cargo y mayor responsabilidad. Sin embargo, las firmas de selección reconocen que, muchas veces, para localizar a los trabajadores no tienen más remedio que acudir a las obras y allí tantear cada situación particular; qué les movería a cambiar de trabajo, qué ambiciones tienen, cuáles son sus puntos fuertes, etcétera. La experiencia les ha demostrado que en este negocio el dinero es el único incentivo a la hora de decidir el cambio. Jefes de obra, captadores de suelo o comerciales de residencial son los perfiles más demandados y en los que, de momento, no existen límites deontológicos.



Y es que el crecimiento del sector y la falta de personal cualificado para atenderlo ha provocado un escenario similar al que se vivió hace menos de una década con la explosión de los negocios en Internet. Con este escenario, la búsqueda directa se ha convertido en el método más eficaz para dar con el empleado apropiado en tiempo récord

Esta tendencia se registra también en el negocio bancario, en el que los planes de expansión de las cajas de ahorros y de la banca para pymes ha disparado la demanda de profesionales. ¿Dónde está el mejor gestor comercial para atender una nueva sucursal de tu entidad o fidelizar una cartera de clientes? La respuesta es simple, según reconocen las firmas de selección: el mejor candidato está en la oficina de enfrente. De todos modos, en el sector financiero el dinero parece que motiva menos. Estos profesionales piden políticas para conciliar la vida profesional y personal y planes de desarrollo. Por eso y porque resulta complicado convencer a un director comercial para que cambie de entidad, la solución del sector pasa por promocionar antes de tiempo a los perfiles junior a los que se crean unas expectativas insostenibles a largo plazo. "Estamos pagando a profesionales con menos de dos años de experiencia más de 50.000 euros al año", reconocen las consultoras de recursos humanos. Aún peor, "los estamos fichando en otras entidades que han realizado un gran esfuerzo económico en formarles".

Soluciones
Las empresas afectadas deberían tomar medidas de manera conjunta e invertir más en la retención de esa mano de obra, que es de la que depende el éxito o el fracaso de sus proyectos. La colaboración entre los propios competidores es prioritaria para evitar la inflación salarial que se está registrando en estos perfiles profesionales. "La solución pasa por invertir en la gestión del talento, ver qué motiva a los trabajadores y diseñar planes para cautivarles". También se advierte que no pueden defenderse de una elevada rotación con pactos de no agresión que no solucionan el problema de base. Las empresas tienen que creerse de verdad que el capital humano es diferencial y de difícil reposición.

Lograr un pacto es lo que está dando mejores resultados en el sector de la distribución. Susanna Sala, directora de recursos humanos de Caprabo, dice que en ese sector las empresas tienen una especie de acuerdo tácito para no robarse a los empleados, especialmente a los profesionales de los productos frescos que son los más demandados. "Esto nos permite controlar la retribución, en un sector en el que los márgenes de negocio no son demasiado elevados, pero no nos resuelve el problema principal, que es la escasez de candidatos", apunta Sala. Para atajar esta cuestión desde la raíz, en Caprabo han optado por poner en marcha un supermercado escuela que les permite hacer cantera y fidelizar a sus trabajadores. "Aún así, las cadenas de distribución nos vemos también atacadas por el crecimiento de la construcción, que es adonde se van nuestros expansionistas –profesionales encargados de localizar nuevos desarrollos–, ofreciéndoles salarios imposibles de asumir por nuestro negocio", se queja Sala. En el último año, la mitad de la plantilla dedicada a esta tarea ha cambiado los supermercados por el ladrillo, algo que comienza a ser habitual en el sector.


¿Se puede controlar la fuga de talento a la competencia?
Siempre que no existan limitaciones contractuales y que no se incurra en abusos de poder, se trata de una práctica totalmente legal y en la que sólo se pone en juego el código deontológico de cada colectivo profesional. Hay que tener en cuenta que en épocas en las que la demanda tira del mercado de trabajo, las políticas de selección se vuelven más agresivas. Aún así, las compañías no pueden regular la fuga de talento porque atentaría contra la propia libertad de los empleados. Lo único que se puede recoger en el contrato laboral son las limitaciones de concurrencia con el pago de la prima salarial correspondiente.
Vía:arearh.com; blogalaxia,tag:
más en ...mundo económico